miércoles 26 de enero del 2022 | Aguascalientes, México

Opinión
¿QUÉ PASÓ CON LA INVERSIÓN?
02 de Septiembre, 2021

#México #Inversión

Por Jorge Suárez-Vélez

(Reforma) Desde la era post Segunda Guerra Mundial, la humanidad no ha visto un estímulo económico como el desembolsado a causa del Covid. En paralelo, los bancos centrales jamás habían "impreso" tanto dinero como lo han hecho desde 2020 para paliar el brutal impacto de una pandemia que paralizó al mundo.


¿Cómo y cuándo volveremos a un entorno económico normal? Imposible saberlo. Ni siquiera sabemos cuándo dejaremos la pandemia atrás. Sólo sabemos que será difícil un aterrizaje suave después de inyectar tanta adrenalina. Como resultado de ésta, EU muestra crecimiento sin precedente. Después de la estrepitosa caída en 2020, logró incluso recuperar el crecimiento que se pronosticaba antes de la pandemia. Pero el futuro es incierto.


Habiendo tanta liquidez buscando colocarse, sorprende que durante el segundo trimestre de este año México sólo recibiera 5,956 millones de dólares de inversión extranjera, 52% menos que en el primer trimestre. Solo 63% de esos recursos fueron inversiones nuevas, el resto provino de reinversiones y de transferencias entre empresas relacionadas.


Considerando que quizá este gobierno es el que menos ha invertido en la historia reciente de México (alrededor de 2.37% del PIB al primer trimestre), que los proyectos en los que lo ha hecho -Dos Bocas, Tren Maya, Santa Lucía- en nada contribuirán a incrementar la productividad de nuestro país y que quizá fuimos el país de ingreso medio que menos recursos dio (1.85% del PIB) para paliar la crisis originada por el Covid, nos urge más que nunca fomentar inversión privada, ya sea nacional o extranjera.


Nuestra economía acumuló su undécimo trimestre consecutivo por debajo del máximo histórico alcanzado en el tercer trimestre de 2018. Quizá en todo el sexenio no regresemos al nivel de PIB per cápita que teníamos cuando llegó AMLO. Si medimos la inversión fija bruta (construcción, maquinaria y equipo), según datos de Signos Vitales, en mayo de 2021 estábamos en el mismo nivel que en ese mes en 2011. Hemos perdido 10 años.


Si hay tanta liquidez, si Estados Unidos crece tanto y si sabemos que les urge mover sus cadenas de valor a México, pues necesitan sacar capacidad productiva de China, dado su conflicto con ese país, ¿por qué no recibimos más inversión? La respuesta resume el enorme fracaso de la primera mitad del sexenio de AMLO. No hay más inversión porque México dejó de ser el joven y pujante país que sería el ideal complemento demográfico y productivo del coloso estadounidense.


Un desafortunado legado de este gobierno será la destrucción de contrapesos, incluyendo órganos autónomos, como la CRE o el IFT, esenciales para darles confianza a los inversionistas, o como Cofece, vital en el combate a la pobreza, que tanto se pregona. El otro infausto legado proviene de las 40 violaciones a la ley que documenta Signos Vitales en su último estudio (signosvitalesmexico.org.mx), de la persecución de jueces como Eduardo Medina Mora y Jorge Camero Ocampo que no se sometieron a la voluntad del Presidente imperial, y ahora de la flagrante violación al debido proceso en la persecución de un político opositor a quien ni siquiera se le ha dicho de qué se le acusa.


Así como el endeudamiento de hoy sacrifica el consumo futuro de nuestros hijos, la inversión de hoy es crecimiento y empleos mañana. Mientras perdemos todo atractivo como destino de inversión, este gobierno ha incrementado el costo de las pensiones a cerca de 5.5% del PIB. Si a eso le sumamos las colosales pérdidas de Pemex, la extinción de los fideicomisos y la dificultad para volver a extorsionar fiscalmente a las empresas como en años previos, este gobierno se va a quedar sin dinero para lo más elemental.


Somos un país que no está educando a su gente, que no invierte en infraestructura moderna o en investigación, que trata mejor a criminales que a empresarios y que se limpia el trasero con el debido proceso cuando un Presidente autoritario, ideológico y miope persigue a adversarios políticos, tripulando a un Poder Judicial cada vez más sometido.


¿Quién en su sano juicio invertiría en un país así?

Ver nota original en 

REFORMA

Comparte esta nota

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
EL FIN DE LOS NOTICIEROS... Y DE LAS MAÑANERAS
HORROR EN EL PENAL DE SAN MIGUEL
¿AT&T TAMBIÉN SE VA?
DIOS DA JUSTICIA A POBRES Y OPRIMIDOS
DENUNCIA
PÚBLICA
ENVÍA TU REPORTE
AL 449 205 8453
SÍGUENOS EN NUESTRAS
REDES SOCIALES

Termápolis - Noticias que impactan