martes 24 de mayo del 2022 | Aguascalientes, México

Opinión
DIOS DA JUSTICIA A POBRES Y OPRIMIDOS
23 de Enero, 2022

#PadreGandhi #Homilía

Muy buenos días mi querida familia. 


Tercer domingo de tiempo ordinario. Lucas 1,1-4; 14-21.


«Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura».


Uno de los rasgos más escandalosos e insoportables de la conducta de Jesús, para algunos, es su defensa decidida de los pobres. Una y otra vez, los cristianos tratamos de quitar algo que es esencial en su actuación.


No nos engañemos. Su mensaje no es una buena noticia para todos, de manera indiscriminada. Él ha sido enviado para dar una buena noticia a los pobres: el futuro proyectado y querido por Dios les pertenece a ellos.


Tienen suerte los pobres, los marginados por la sociedad, los privados de toda defensa, los que no encuentran sitio en la convivencia de los fuertes, los despojados por los poderosos, los humillados por la vida. Ellos son los destinatarios del reino de Dios, los que se alegrarán cuando Dios «reine» entre sus hijos e hijas.


Pero ¿por qué son ellos los privilegiados? ¿Es que los pobres son mejores que los demás para merecer de Dios un trato especial? La posición de Jesús es sencilla y clara. No afirma nunca que los pobres, por el hecho de serlo, sean mejores que los ricos. No defiende un «clasismo moral», como algunos. La única razón de su privilegio consiste en que son pobres y oprimidos. Y Dios no puede «reinar» en el mundo sino haciéndoles justicia.


Dios no puede ser neutral ante un mundo desgarrado por las injusticias de los hombres. El pobre es un ser necesitado de justicia. Por eso la llegada de Dios es una buena noticia para él. Dios no puede reinar sino defendiendo la suerte de los injustamente maltratados.


Si el reinado de Dios se impone, los pobres serán felices. Porque donde Dios «reina» no podrán ya reinar los poderosos sobre los débiles ni los fuertes sobre los indefensos.


Pero no lo olvidemos. Lo que es buena noticia para los pobres resuena como amenaza y mala noticia para los intereses de los que tienen su corazón en las cosas de este mundo. Sus apegos les impiden abrirse a un Dios Padre y misericordioso. 


Buona domenica dell Signore. Dio con noi. A cuidarse mucho. Ánimo ánimo que también esto pasará.

Comparte esta nota

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
EL JUEGO DE LOS DESTAPADOS, UNA BOMBA DE TIEMPO EN EL PARTIDO DEL PRESIDENTE
LA VENGANZA DE HUMBERTO MOREIRA
¿QUIÉN LO MANDARÁ AL CARAJO?
LO PRIMERO ES SEMBRAR PAZ
DENUNCIA
PÚBLICA
ENVÍA TU REPORTE
AL 449 205 8453
SÍGUENOS EN NUESTRAS
REDES SOCIALES

Termápolis - Noticias que impactan